Abogado de familia en Málaga
Abogado de familia en Málaga

Convenio Regulador

El Convenio regulador es un documento que se adjunta a la demanda de divorcio y que contiene todas las medidas fundamentales que entrarán en vigor tras la sentencia del divorcio y que afectan a aspectos fundamentales de la familia.

Dichas medidas son, entre otras, las que afectan a: la liquidación del régimen económico del matrimonio, la custodia de sus hijos menores, la pensión de alimentos, el régimen de visitas, etc.

La custodia

En función de lo que se acuerde relativo a la custodia de los hijos nos podremos encontrar con una custodia a favor de uno de los progenitores o bien una custodia compartida, en la que ambos convivirán de forma alternada y por periodos preestablecidos con sus hijos.

El progenitor custodio será el que conviva con sus hijos, haciéndose cargo de sus cuidados y actividades cotidianas

Convenio regulador

Régimen de visitas

El padre no custodio, es decir, el que no convive con sus hijos, tendrá derecho a un régimen de visitas que le permitirá pasar tiempo suficiente con sus hijos y convivir con ellos en periodos determinados (fines de semana, vacaciones, fiestas etc.). El calendario de visitas quedará también establecido en el convenio regulador.

Pensión de alimentos

Cuando uno de los progenitores ostenta la custodia total de los hijos, el otro progenitor viene obligado habitualmente a desembolsar una pensión de alimentos con el fin de contribuir a los gastos básicos de manutención de sus hijos. La cuantía y periodicidad de pago de dicha pensión deberá quedar reflejada en el convenio regulador.

Liquidación de bienes gananciales

Cuando se inicia el proceso de divorcio, es necesario proceder a liquidar el régimen económico del matrimonio.

En el momento del matrimonio, o una vez ya celebrado este, el matrimonio puede elegir el régimen económico matrimonial que más le interese. Los regímenes más habituales son, los de separación de bienes, y el de bienes gananciales.

En el primero cada miembro de la pareja conserva la propiedad de los bienes adquiridos individualmente por lo que la liquidación de este régimen económico no suele generar muchos conflictos ya que suele estar clara la propiedad de cada uno.

El régimen de gananciales implica que los bienes adquiridos durante el matrimonio deben ser repartidos a partes iguales. Para ello lo primero que han de hacer es un inventario de todos los bienes en común y posteriormente proceder a repartirlo. En aquellos casos de bienes no divisibles, la mejor opción es plantear la venta para repartir el importe que obtengan por él.

Si necesita ayuda para mediar en las negociaciones relativas al convenio regulador y todas las medidas contempladas en este, no dude en contactar con expertos abogados en Derecho de Familia, como los que encontrará en nuestro bufete de Málaga.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE